Atlántida

Le bailé el agua a tus mares.

De olas para dentro siempre fuiste muy cálido

y yo siempre quise bucear en aguas del Mediterráneo.

Aunque no hacía pie siempre me las ingeniaba para salir a flote

y coger otra bocanada de aire,

porque quien tiene ilusión de vivir siempre encontrará la manera,

y yo siempre tuve ganas de vivirnos.

 

Le bailé el agua a tus mares.

De olas para dentro siempre fuiste muy cálido,

como quien tiene un secreto y hay que mojarse para llegar hasta él.

 

Alguien antes accedió a tu secreto, lo menospreció tanto que acabó por hundirse.

Tú le pusiste llave y lo nombraste Atlántida.

Ahora ya no accede cualquiera.

Me diste un llavero con múltiples llaves,

como poniendo a prueba mis ganas.

Ya llevo dos juegos,

a la tercera va la vencida.

(O te beso hasta que eches la puerta abajo).


Alba Cuartero, A by A.

En el filo de las horas.

Estar contigo era como tumbarme en el filo de las horas.

Pocas veces nos asomamos al precipicio del mañana,

por si las prisas, por si los “y si” , por si dolía.

Siempre nos gustó más observar el segundero de la vida, y presionarlo un poco en sentido antihorario  para poder exprimir mejor el presente.

Sabíamos que el futuro de esperar solo pertenecía a las salas que llevan su nombre, a los aeropuertos, a los hospitales. Supongo que solo espera el que tiene algo certero, el que tiene duda o al que no le queda más remedio.

¿Se puede tener algo certero en el futuro del mañana sin esperarlo?

No lo tengo claro. En cualquier caso, solo sé que el pasado del mañana será hoy,  y quiero que sea memorable,

así que me voy a exprimirlo

y el futuro que venga con las noticias que quiera.


Alba Cuartero, A by A.

 

Sin pausa ni prisa.

A fin de cuentas la vida es tomar decisiones

y yo te quiero a ti,

pero no de esa manera,

te quiero cerca, muy cerca.

 

Ya no sé correr detrás del destino.

Ya solo sé ser corriente  –que no común

y fluir con los minutos.

Y si cada dos son eternidad sin ti,

me quedo conmigo fugazmente.

 

Ven cuando quieras,

siempre tendrás motivos para elegirme.


Alba Cuartero, A by A.

Mayo, 23

Adoro tu libertad, porque es muy tuya

y me encanta haberla sabido apreciar.

Espero no hacer ademán de la naturaleza humana y

querer apoderarme de lo que más admiro de ti.

Espero no querer hacerte mío y que dejes de ser tuyo.

Por algún motivo se piensa que la posesión acerca más que

el dejar ser

y jamás

jamás será así.

 

Adoro tu capacidad de decir “hasta aquí” , y evitar echar raíces donde jamás se nutrirían,

donde jamás te crecerían ramas.

 

Se suele pensar que los cobardes son los que se marchan pero,

de cobardes es quedarse donde uno no es, y nunca será.

 

Y de valientes es mirar hacia delante, sabiendo que atrás dejas camino, pero nunca fue el tuyo.

 

De valientes es trazar senderos, subir escaleras, únicamente sabiendo que lo único seguro que tienes delante es el primer pie que decidió dar el paso.

De valientes es coger tu zona de confort y empujarla, darla de sí, como esos pantalones que te gustan tanto, y al final hay hueco dentro para dos.

 

Adoro que me inspires tanto

pero lo que más adoro

es que no sepas absolutamente nada.


Alba Cuartero, A by A.

Éxito.

 

La sociedad nos ha transmitido que el éxito es: sacar buenas notas, estudiar una carrera, tener un gran puesto de trabajo con el que ganar mucho dinero, encontrar una pareja y casarte con ella, comprar una casa y formar una familia para que ellos completen el ciclo.

¿Cuánta gente se frustra por no llegar a esos estándares? ¿Cuánta gente no es feliz hasta que no los alcanza?

¿Por qué asumimos como propio eso que nos es transmitido en lugar de descubrir por nosotros mismos qué es aquello que nos hace feliz y cuáles son los estándares de nuestra vida?

No creo en lo establecido.

Para mí el éxito es algo completamente personalsubjetivo.

Para mí, el éxito es:

Ser feliz. Ser positiva en la vida. Hacer que cada día sume.

Cuidar a la gente que quiero. Querer y quererme mucho.

Aprender, crecer, expandirme.

Cambiar de mentalidad tras lo aprendido.

Descubrir personas, lugares, cosas, culturas…

Hacer lo que sientes en cada momento.

Conocerse a uno mismo.

El éxito es ser feliz con las cosas que haga a diario, compartir mi felicidad y contagiarla  a la gente que quiero y me quiere.

Compartir pensamientos, vivencias, tiempo amor, momentos…compartir.

Querer y quererme. Mucho. (Repito)

Cultivar cuerpo y mente.

Descubrir. Sorprenderme.

Decir SÍ a la vida.


Alba Cuartero, A by A.

On breaking chains:

I am strong enough

I am powerful enough

I am positive enough

I am worthy enough

I am confident enough

I am wise enough

I am free enough

 

I am aware

that I can

break or build walls if I want to.

I am aware

that I  can

climb mountains if I want to.

 

I am what I think I am.

So,

I think I am

magical.

I think I am

unstoppable.

 

But mostly,

I think I am 

way more

than

‘enough’.


Alba Cuarteo, A by A.

¿Vivir en la justa medida?

Hace tiempo que dejé de saber cuál es la justa medida de algo.

Es decir, ¿qué es la justa medida?

¿No significa eso quedarse en el medio, no decidir, no arriesgar?

¿Cómo se arriesga en la justa medida?

¿Cómo se quiere en la justa medida?

¿Cómo se es feliz en la justa medida?

¿Cómo se lucha en la justa medida?

¿Cómo se confía en la justa medida?

¿Acaso no suena a algo inacabado?

¿No suena a contenerse, a luchar contra uno mismo?

Dudo que hacer algo o sentir algo “en la justa medida” vaya a hacerte feliz.

Si arriesgas, arriesga. Si quieres, quiere. Si eres feliz, sé feliz. Si luchas, lucha. Si confías, confía.

En la vida hay que mancharse los zapatos, correr, sentirse libre y actuar como te dicte la intuición.

Olvidarnos de hacer “más de la cuenta” o  “menos de lo necesario”  y ponernos al servicio de las entrañas.

Dejarnos llevar.

Vivir.

Sentir.

Crear recuerdos.

Aprendizajes.

La justa medida es para los zapatos o la ropa. Y ni siquiera conseguimos acertar siempre con ello.


Alba Cuartero, A by A.

No cuesta nada y tiene mucho valor.

Cuida de las personas. 
De verdad. Es algo que no tiene precio pero sí muchísimo valor. No conozco a una persona a la que no le gusta que le cuiden.
No cuesta nada preocuparte por alguien, preguntar cómo está, cómo fue el examen, cómo va el trabajo, saber cómo se siente, saber si es feliz…
Pero, no lo hagas esperando algo a cambio. Hazlo por el placer de hacerlo, nada más. Si haces esperando recibir lo mismo o parecido, al final dejarás de hacerlo, ya que te decepcionarás. 
Suprime esa necesidad de recibir exactamente lo mismo que tu das. Pues muchas veces ni siquiera la otra persona sabe lo que tú necesitas. A menos que tú se lo digas, en ese caso tendrás que sopesar.
Cuidar y ser atento con alguien es uno de los mejores regalos que le puedes hacer a diario.

Quiere.
Quiere por encima de tus posibilidades. Quiere las cosas que hagas. Quiere todo. Busca la parte positiva, pues es más difícil no encontrarla que hacerlo. Cuando encuentras un punto positivo en algo te será más fácil llevarlo a cabo.
Quiere a las personas. A todas. Te arrepentirás antes de no haberlo hecho que de hacerlo.
Y que NUNCA se te olvide que NO SABES TODO LO QUE HAY DETRÁS DE UNA PERSONA. Sé amable. No cuesta nada. Y jamás te sentirás mal por haber elegido portarte bien con alguien en lugar de lo contrario.

Aléjate de personas tóxicas.
Es muy fácil reconocerlas. Son personas negativas que solo hablan de lo mal que les va, de lo bien que les va a otros. Hablan mucho de las vidas de los demás de una manera negativa, con envidia y recelo.

Vive y deja vivir.

Escucha.
Escucha a los demás pero sobre todo debes escucharte a ti.

Pregunta.
Si necesitas saber algo, pregunta. No te quedes con las dudas ni con las ganas.
Antes de suponer, pregunta siempre.

Tómate tu tiempo. 
Siempre que lo necesites.

Respira.
No es ninguna tontería. A veces vamos tan acelerados que ni siquiera nos paramos a respirar. A pensar. A sentir.

Sé agradecido.


Alba Cuartero, A by A.

Peor para ellos.

No tengas miedo de ser tú misma.

Hay alguien ahí fuera disfrutando con tu magia.

Hay alguien ahí fuera embobado con esas pequeñas cosas tuyas,

y solo tuyas.

Hay alguien ahí fuera que es feliz cuando compartes tu felicidad.

Hay alguien ahí fuera que ve tu fuego, tu luz,

y no se asusta.

 

Sé tú misma,

lo peor que puede pasar es que no sepan apreciar tu magia.

( Peor para ellos, quiero decir )

No saben lo que se pierden:

cuando bailas como si nada te importase,  solo tú y esa canción

cuando te ríes como si tuvieras cinco años

cuando te rebelas como una de dieciséis

cuando haces el amor y no encuentro ni una sola palabra a la altura.

cuando escribes como si nunca te hubieran hecho daño

cuando juegas a luchar como si fueras a aguantar medio asalto

cuando el viento se instala en tu pelo, haciendo que sea la bandera por la que lucharía toda mi vida.

Peor para ellos,

que jamás conocerán tu cara cuando el mundo se abre bajo tus pies y solo quieres unos brazos que te sujeten, que te cuiden, aunque nunca lo admitirías.

Porque así eres.

Y en eso reside tu magia.

Solo la verá quien se quede.

se quede

de verdad.


Alba Cuartero, A by A.

Sería precioso…

Sería precioso

escribirte un poema

y contarle a todo el mundo

que cuando tú me miras

haces que lo que el terremoto hizo con Haití

suene insignificante.

 

Sería precioso

escribirte un poema

y contarle a todo el mundo

que cuando tú me acaricias

inventas un nuevo sentido que nada tiene que ver con los otros cinco.

 

Sería precioso

escribirte un poema

y contarle a todo el mundo

que cuando besas

 

Sería precioso

escribirte un poema

y contarle a todo el mundo

que tú,

dejas huella hasta caminando de puntillas.

 

Sería precioso

Escribirte un poema

Y contarle a todo el mundo

Que a mí, que soy verso

me dejas sin palabras.

 

Sería precioso

escribirte un poema

y contarle a todo el mundo

que cuando abrazas

construyes hogar.

 

Sería precioso

escribirte un poema

y contarle a todo el mundo

todo aquello que te colocaría

en un pedestal kilométrico,

 

Así que no voy a escribirte ningún poema,

porque te quiero a mi altura,

Para que:

me mires, me acaricies, me beses,

me dejes huella y sin palabras

mientras me abrazas.


Alba Cuartero, A by A.