A destiempo.

El día que nos encontremos en el mismo bar

te preguntaré que qué tal te va y tú me dirás que nunca has vivido nada igual.

Y cuando sea mi momento de contestar moveré la cuchara del café sin poderlo parar de mirar.

Como si fuera mi vida que sin parar de girar, en una de esas vueltas, te dejé escapar.

Y pensaré: yo si que ya no viviré nada igual.

Así que, te miraré interpretando una de mis mejores sonrisas mientras pronuncio: por aquí nada ha cambiado ( excepto tú, excepto yo, excepto “nosotros” ).

Y tras una breve charla, nos diremos adiós mientras se me enfría el café mirando a la nada sumida en mis pensamientos.  De la misma manera que a ti se te enfriaron un día los sentimientos.

( ¿Adiós? o ¿Hasta pronto? )

Vida a destiempo.


Alba Cuartero, A by A.

La vida.

Momentos. Tiempo.

¿Cómo saber el momento exacto para hacer algo?

¿Cómo llegar a tiempo a esa estación para coincidir contigo en el tren?

¿Por qué llegar a ese lugar cuando te acabas de ir y no antes?

¿Cómo pasar delante de la ventana justo cuando estás mirando?

¿Por qué escribir ese mensaje con ese contenido en ese momento y no otro?

Azar.

Destino.

Suerte.

La vida es una sucesión de tiempo, de momentos y es imposible acertar siempre.

El destino tiene guardados para nosotros momentos especiales que jamás imaginamos que pasarán, pero lo harán.

No persigas al destino, porque cuando lo haces, suele enfurecerse y te saldrán las cosas del revés.  Ya nos avisaba Fito: “No ves que siempre vas detrás cuando persigues al destino”. Así que no le pongas a prueba, te aseguro que siempre sale ganando.

Así que, arriésgate. No te dejes ninguna carta por jugar. No te quedes con las ganas. Olvídate de los odiados “y si…”

No fuerces situaciones.Actúa y lo que tenga que venir, vendrá.


Alba Cuartero, A by A.

Que nunca se agoten.

Que los años no apaguen tu risa. Ni los daños.

Que no se te quiten nunca las ganas de vivir todo con intensidad. Ni las ganas de hacer planes.

Que nunca se acaben las ganas de querer, de cuidar.
Que sigas estando cerca de los que tienes cerca, y si no es así, que solo se hayan ido los que nunca quisieron o debieron estar.
Que sonrías. Siempre, pero también permítete estar de bajón vez en cuando. Solo así subirás con más fuerza.
No dejes de hacer las cosas con ganas, aunque no te gusten tanto como debieran.
Aprende a quitarte el escudo, al menos cuando esa persona merezca la pena.
Ríe más. Besa más. Baila más. Vive más. Nunca es suficiente.

Alba Cuartero, A by A.

Conmigo misma.

En esta vida hay que creer en algo para seguir hacia adelante.

Algunos se aferran a un dios, a algo lejano, intangible.

Yo creo en mí, en que puedo con todo. En que la única herramienta para seguir hacia adelante es “yo; mi; me; conmigo”. Creo en que puedo luchar mil batallas y ganarlas, ya sea como éxito o como enseñanza, pero yo las gano todas.


Alba Cuartero, A by A.

La matemática de las relaciones.

Jamás fui de números.

Por eso suelo querer de más y pocas veces quiero de menos.

Quiero más besos de los que se pueden dar.

Y siempre pensé que uno más uno era igual a uno.

( Con razón nunca me han salido las cuentas )

Ya no recuerdo si el secreto estaba en sumar, multiplicar o dividir.

Lo que sé al cien por ciento, es que lo que siento cuando siento es incontable.


Alba Cuartero, A by A