Almohadas.

Almohadas.

Almohadas que tanto saben y poco cuentan.

Nos han visto reír.

Se han ahogado con nuestras lágrimas saladas.

Se han atragantado con nuestros malos humos.

Hemos consultado cosas con ellas y al final hemos terminado haciendo lo que nos ha dado la gana.

Han cargado nuestros cargos de conciencia.

Han soportado nuestros insomnios.

Nos han visto felices.

Nos han visto dormir acompañados

Nos han visto crecer

Nos hemos peleado utilizándolas como arma

Nos han visto follar

O hacer el amor.

Algunas escuchan mentiras, promesas rotas.

Algunas nos cubren la cabeza cuando no queremos que la luz nos despierte.

Otras escuchan rezos por alguien gravemente enfermo.

Almohadas que tantos secretos conocen.

Ay , si hablaran.


Alba Cuartero, A by A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.