Atlántida

Le bailé el agua a tus mares.

De olas para dentro siempre fuiste muy cálido

y yo siempre quise bucear en aguas del Mediterráneo.

Aunque no hacía pie siempre me las ingeniaba para salir a flote

y coger otra bocanada de aire,

porque quien tiene ilusión de vivir siempre encontrará la manera,

y yo siempre tuve ganas de vivirnos.

 

Le bailé el agua a tus mares.

De olas para dentro siempre fuiste muy cálido,

como quien tiene un secreto y hay que mojarse para llegar hasta él.

 

Alguien antes accedió a tu secreto, lo menospreció tanto que acabó por hundirse.

Tú le pusiste llave y lo nombraste Atlántida.

Ahora ya no accede cualquiera.

Me diste un llavero con múltiples llaves,

como poniendo a prueba mis ganas.

Ya llevo dos juegos,

a la tercera va la vencida.

(O te beso hasta que eches la puerta abajo).


Alba Cuartero, A by A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.