Ni aprieta ni ahoga.

El amor no entiende de jaulas,  de cadenas.

El amor jamás tendrá algo que ver con la cárcel.

El amor son puertas abiertas para entrar o salir.

El amor son alas para volar.

 

Si no me quieres libre, no me quieres.

Si no me quieres fuerte, no me quieres.

Si no me quieres capaz, no me quieres.

Si no me quieres independiente, no me quieres.

Si no me quieres auténtica, no me quieres.

Si no me respetas, no me quieres.

Si no confías en mí, no me quieres.

Si no me quieres valiente, no me quieres.

 

Y si no me quieres igual o más de lo que me quiero yo,

N O  T E  Q U I E R O.


Alba Cuartero, A by A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.