Perspectiva.

Hoy te he visto desde abajo.

Yo,

tan pequeña

tan infravalorada

tan frágil

tan rota.

En un mar de lágrimas

 

Tú,

capaz de todo

sin miedo

reías

con bondad pero también picardía

sin duda conseguías lo que te proponías

caminabas y no te importaba si no te seguía nadie.

Fuerte

Segura

Te miraba con admiración,  atónita.

 

 

Conseguí ponerme de pie

con las rodillas temblorosas

me froté los ojos

parpadeé,

y cuando nuestras miradas se encontraron

te reconocí en el espejo

joder,

tu y yo siempre fuimos la misma persona.


Alba Cuartero, A by A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.