Sin pausa ni prisa.

A fin de cuentas la vida es tomar decisiones

y yo te quiero a ti,

pero no de esa manera,

te quiero cerca, muy cerca.

 

Ya no sé correr detrás del destino.

Ya solo sé ser corriente  –que no común

y fluir con los minutos.

Y si cada dos son eternidad sin ti,

me quedo conmigo fugazmente.

 

Ven cuando quieras,

siempre tendrás motivos para elegirme.


Alba Cuartero, A by A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.